Poemas de Frida Kahlo

Frida Kahlo (1907 – 1954), cuyo verdadero nombre fue Magdalena del Carmen Frida Kahlo Calderón, fue una controvertida pintora y poetisa mexicana.

Frida es actualmente un símbolo del feminismo, también de la pasión, de las decepciones amorosas y de la lucha por la vida, a pesar de las dificultades.

Learning Tips: click on highlighted words to find their meaning and expand your vocabulary, you know, like a poet.

1.

Mereces un amor

Mereces un amor que te quiera despeinada,
incluso con las razones que te levantan de prisa
y con todo y los demonios que no te dejan dormir.
Mereces un amor que te haga sentir segura,
que pueda comerse al mundo si camina de tu mano,
que sienta que tus abrazos van perfectos con su piel.
Mereces un amor que quiera bailar contigo,
que visite el paraíso cada vez que ve tus ojos
y que no se aburra nunca de leer tus expresiones.
Mereces un amor que te escuche cuando cantas,
que te apoye en tus ridículos,
que respete que eres libre,
que te acompañe en tu vuelo,
que no le asuste caer.
Mereces un amor que se lleve las mentiras,
que te traiga la ilusión,
el café
y la poesía.

2.

Libre de mí

Te dejo libre, libre de mí
Libre de mi carácter tan cambiante
Libre de mis ganas locas por amarte
Libre de mi afán de cuidarte como a nadie
Te dejo libre
Libre de mi gran amor protector
Libre de mí por completo
Pero te ruego que no vuelvas, cuando te des cuenta que nadie podrá amarte como yo.
No vuelvas por favor.

3.

He sido una afortunada

No reniego de mi naturaleza, no reniego de mis elecciones, de todos modos he sido una afortunada.

Muchas veces en el dolor se encuentran los placeres más profundos, las verdades más complejas, la felicidad más certera.

Tan absurdo y fugaz es nuestro paso por el mundo, que solo me deja tranquila el saber que he sido auténtica, que he logrado ser lo más parecido a mí misma que he podido.

4.

Una vida no vivida

Me siento como un gato. He vivido más de una vida contigo; sin ti, juntos, separados, alejados y cercanos; con café y tequila, limones y heridas, sal en las llagas y amor en los labios…

¿Y preguntas si le temo a la muerte?

Amor, témele a una vida no vivida.

5.

Nunca fue mío

Nunca fue ni será mío.
Es de él mismo.
La vida callada dadora de mundos,
lo que más importa es la no ilusión.
La mañana Nace,
los rojos amigos,
los grandes azules,
hojas en las manos,
pájaros ruideros,
dedos en el pelo,
nidos de palomas,
raro entendimiento de la lucha hermana,
sencillez del canto de la sinrazón,
locura del viento en mi corazón.
Dulce xocolatl del México antiguo,
tormenta en la sangre que entra por la boca.
Compulsión,
augurio,
risa
y dientes finos,
agujas de perla
para algún regalo de un siete de julio.
Lo pido,
me llega,
canto,
cantando,
cantaré desde hoy
nuestra magia, amor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


The reCAPTCHA verification period has expired. Please reload the page.