Poemas Eróticos sesión 3

Learning Tips: click on highlighted words to find their meaning and expand your vocabulary, you know, like a poet.

1.

YO MIRABA TUS MANOS
de Carmen Matute

Yo miraba tus manos
e inventaba historias
de aleteos
sobre mis pechos,
de roces suavísimos
entre mis muslos.
Al instante
pétalos y plumas acudían
en una lluvia inesperada
a mojarme los sentidos.
Aprendí así a estar
eternamente
sedienta de panales,
mientras
miraba yo tus manos.
Encabritado
mi deseo se enredaba
entre tus dedos
mientras un mar tibio
me bañaba
en un amanecer sin viento.

2.

TU
de ANÓNIMO

Provocas un cabalgar presuroso de mis latidos;
Provocas que se encienda mi alma, y piel anhele rozarse presurosamente con la tuya,
Provocas el discurrir de mi cuerpo solo con tu presencia,
Tú, solo tú descontrolas mis sentidos.

3.

SITIO
de Jaime Torres Bodet

Penetro al fin en ti,
mujer desmantelada.
que -al terminar el sitio-
ya sólo custodiaban
monótonos tambores
y trémulas estatuas.

Penetro en ti, por fin.
Y, entre la luz delgada
que filtran, por momentos,
estrellas y palabras,
encuentro a cada paso
que doy sobre los fríos
peldaños que conducen
al centro de tu alma
-un cuerpo junto a otro-
cien horas derrotadas.

Me inclino… Una por una
las reconozco, a tientas.
Contra una jaula exacta
en ésta, oscuramente,
un ruiseñor estuvo
rompiéndose las alas.
En ésa… No sé ya
lo que en esa existencia
moría o principiaba:
esquivas formas truncas,
presencias instantáneas,
deseos incompletos,
dichas decapitadas…

4.

AMOR DE FRUTAS
de Gioconda Belli

Déjame que esparza
manzanas en tu sexo
néctares de mango
carne de fresas;

Tu cuerpo son todas las frutas.

Te abrazo y corren las mandarinas;
te beso y todas las uvas sueltan
el vino oculto de su corazón
sobre mi boca.
Mi lengua siente en tus brazos
el zumo dulce de las naranjas
y en tus piernas el pomegranate
esconde sus semillas incitantes.

Déjame que coseche los frutos de agua
que sudan en tus poros:

Mi hombre de limones y duraznos,
dame a beber fuentes de melocotones y bananos
racimos de cerezas.

Tu cuerpo es el paraíso perdido
del que nunca jamás ningún Dios
podrá expulsarme.

5.

DESNUDA AÚN, TE HABÍAS LEVANTADO
de TOMAS SEGOVIA

Desnuda aún, te habías levantado
del lecho, y por los muslos te escurría,
viscoso y denso, tibio todavía,
mi semen de tu entrada derramado.

Encendida y dichosa, habías quedado
de pie en la media luz, y en tu sombría
silueta, bajo el sexo relucía
un brillo astral de mercurio exudado.

Miraba el tiempo absorto, en el espejo
de aquel instante, una figura suya
definitiva y simple como un nombre:

mi semen en tus muslos, su reflejo
de lava mía en luz de luna tuya
alba geológica en mujer y hombre.

6.

PUNTO G
de Carmen Matute

Un desangrarse lento
remontable
hasta la más pérfida belleza
hasta el misterio de la carne inerme

un ciego encadenarse
a la vida
en medio de secretas humedades
fingiéndose criatura marina
o tal vez demonio
cómplice de un ángel
goloso y triste

un desangrarse
un encadenarse
un agonizar feroz
entre la luz imprecisa y virgen
de un eclipse
cerrados los labios y los ojos
pero abierta
extraviada
florecida.

7.

CUERPO DE MUJER
de PABLO NERUDA

Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos,
te pareces al mundo en tu actitud de entrega.
Mi cuerpo de labriego salvaje te socava
y hace saltar el hijo del fondo de la tierra.

Fui solo como un túnel. De mí huían los pájaros
y en mí la noche entraba su invasión poderosa.
Para sobrevivirme te forjé como un arma,
como una flecha en mi arco, como una piedra en mi honda.

Pero cae la hora de la venganza, y te amo.
Cuerpo de piel, de musgo, de leche ávida y firme.
Ah los vasos del pecho! Ah los ojos de ausencia!
Ah las rosas del pubis! Ah tu voz lenta y triste!

Cuerpo de mujer mía, persistiré en tu gracia.
Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso!
Oscuros cauces donde la sed eterna sigue,
y la fatiga sigue, y el dolor infinito.

8.

Sin título
de Antonia Palacios

Se empuja, se debate, se enrosca, se arranca, se tuerce, se vuelca, penetra ya en mi espacio, toca los alvéolos, los poros dilatados, las materias más ásperas, toca los desgastes, los desgastes que giran sin cesar en el fondo, toca las heridas, las inertes heridas, las del humus violeta, las púrpuras heridas, me acosa, me derrumba, me llena de grietas, de hartazgos de cenizas, me palpita, me sombra, penetra en mis cavernas, mis profundas cavernas abiertas al vacío, se cuelga del abismo, me sacude, me sufre, me desteja, me parte en dos mitades, me atribula, me espanta, me desquicia, me arrastra, se refleja, se avanza, me surca, me transita, me impotencia, me culpa, me fuga, me agoniza ¡Oh salto inmóvil!

9.

Este brandy nocturno
de Armando Rojas Guardía

Este Brandy nocturno me devuelve
A una humedad de piel, doble fragancia
De sudor y tabaco, énfasis negro
Que el vello expande frente a mí
Con sabor a corteza, la ebriedad
Hospedada en mi cuerpo como antes,
Aquel bosque solar junto a la boca,
Tu muslo aprisionado, licor hondo,
La pólvora de ingle que ahora bebo.

10.

Seda y cenizas
de Santos López

El amor se oculta
Bajo este pequeño trapo de seda

Y por un instante
Nadie lo ve.

(Nadie puede decir lo que ama).

Lo que cubre tu cuerpo

– Tus pechos, tus muslos,
Tu lumbre en el ombligo,
Tu serpiente de oro
Que traga

Es apenas un hoja: mi pensamiento.

Acostado en el relámpago,
Te amo.

Así dejas que el viento sople
Y riegue afuera toda mi ceniza.

You May Also Like

Poemas eróticos, sesión 5

Poemas eróticos, sesión 4

Sonetos eróticos de Miguel Rasch Isla

Poemas Eróticos, sesión 2

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


The reCAPTCHA verification period has expired. Please reload the page.