Poemas de Juventud. (1918-1921) Parte I, Pablo Neruda

Learning Tips: click on highlighted words to find their meaning and expand your vocabulary, you know, like a poet.

1.

Nocturno

Es de noche: medito triste y solo
a la luz de una vela titilante
y pienso en la alegría y en el dolo,
en la vejez cansada
y en juventud gallarda y arrogante.

Pienso en el mar, quizás porque en mi oído
siento el tropel bravío de las olas:
estoy muy lejos de ese mar temido
del pescador que lucha por su vida
y de su madre que lo espera sola.

No sólo pienso en eso, pienso en todo
en el pequeño insecto que camina
en la charca de lodo
y en el arroyo que serpenteando
deja correr sus aguas cristalinas…

Cuando la noche llega y es oscura
como boca de lobo, yo me pierdo
en reflexiones llenas de amargura
y ensombrezco mi mente
en la infinita edad de los recuerdos.

Se concluye la vela: sus fulgores
semejan los espasmos de agonía
de un moribundo. Pálidos colores
el nuevo día anuncian y con ellos
terminan mis aladas utopías.

(1918)

2.

Mis ojos

Quisiera que mis ojos fueran duros y fríos,
y que hirieran muy hondo dentro del corazón,
que no expresaran nada de mis sueños vacíos
ni de esperanza, ni ilusión.
Indescifrables siempre a todos los profanos
del azul hondo y suave del tranquilo zafir
y que no vislumbran los dolores humanos
ni la alegría del vivir.
Pero estos ojos míos son cándidos y tristes
no como yo los quiero ni como deben ser.
Es que a estos ojos míos mi corazón los viste
y su dolor los hace ver.

(1918)

3.

La canción del árbol viejo

Arroyo, tú que pasas murmurando
con tu voz cristalina esa canción,
tú que pasas así, siempre cantando,
dando tus aguas como bendición,
tú que sabes de vida, tú que sabes
la alegría riente del amor.
¿Qué te dicen los ojos de las aves?
¿Te han dicho de mi vida y mi dolor?
yo soy un árbol viejo, estoy cansado,
tiene mi llanto sal de mi aflicción,
y aunque tengo mis brazos levantados
no viene nunca una consolación.
He esperado los brotes bendecidos,
pero ya estoy cansado de esperar.
La tierna primavera no ha venido,
¿la llevas tú, arroyuelo, en tu cantar?
Con mis oscuros ganchos retorcidos
yo soy como un espectro en el verdor
de la alegre pradera. Estoy vencido
y estoy solo, muy solo, en mi dolor,
Se aferran a la tierra mis raíces,
Crispadas por la desesperación.
Las flores con sus tímidos matices
han vivido en mi fiel resignación.
Yo soy un árbol viejo, estoy cansado,
Tiene mi llanto sal de mi aflicción,
y aunque tengo mis brazos levantados,
no viene nunca una consolación…

(1919)

4.

Iré por mi camino

Iré por mi camino sin sentir los dolores,
sin sentir los dolores que quedaron atrás.
Iré por las orillas recogiendo las flores
de este camino largo que ya no veré más.
Las zarzas del camino me hundirán sus espinas
harán gotear la sangre de mi cuerpo cansado.
Y cuando velozmente pasen las golondrinas
verán rotos mis miembros y mi cuerpo doblado.
En la jornada enorme de este largo sendero
mi espíritu apagado se llenará de bríos.
Me clavan las espinas por eso las venero
cual venero las flores bajo el sol del estío.
Pero las arideces de este camino largo
Harán que cicatricen mis heridas abiertas:
se hundirá mi alma en un suave letargo
y pasará el olvido por mis pasiones muertas…

(1919)

5.

El dolor del viajero

Me voy por el camino callado y polvoriento
con el loco reír de una falsa alegría.
Llevo angustiada el alma y eternamente siento
la marcha gris y lenta de la melancolía.
Siempre de entre la bruma de los tiempos pasados
Renacen los recuerdos de los días más bellos,
y yo, que en la tristeza de un andar desolado
llevo el recuerdo alegre de unos rubios cabellos,
de una boca tan roja como una herida abierta,
de unos ojos dormidos muy claros y muy verdes.
¡Pero esos son recuerdos de mi ruta desierta!
Ahora voy andando con toda el alma llena
de ilusiones perdidas y el recuerdo se pierde
en medio del cansancio, del hastío y la pena…

(1919)

6.

Yo te soñé una tarde…

Mujer, hecha de todas mis ficciones reunidas
has vibrado en mis nervios como una realeza
llorando en los senderos de la ilusión perdida
siempre he sentido el roce de tu ignota belleza.

Marchitando mis sueños y mis buenas quimeras
te he forjado a pedazos celestes y carnales
como un resurgimiento, como una primavera
en la selva de tantos estúpidos ideales.

He soñado tu carne divina y perfumada
en medio de un morboso torturar de mi ser,
y aunque eres imprecisa, sé como eres, amada,
ficción hecha realeza en carne de mujer.

Yo te miro en los ojos de todas las mujeres,
te miro pero nunca te he podido encontrar
y hay en el desencanto el encanto de que eres,
o que serás más bella que una mujer vulgar…

Te sentirán mis sueños eternamente mía
brotando de la bruma de todas mis tristezas
como germinadora de raras alegrías
que avivarán la llama de tu ignota belleza.

(1919)

7.

El deseo de irse

Ha penetrado el sol por mi ventana;
Todo lo ha iluminado alegremente.
Ladra un perro, y un pájaro desgrana
Armonías sutiles a torrentes.

De espaldas en mi lecho, siento un vago
deseo de adorar las lejanías
de perderme en la bruma de los lagos
y cegarme a la luz de la alegría;

de irme cantando en un camino agreste,
sintiendo la dulzura de las tardes,
y lleno el corazón de la celeste
llama de amor que en los caminos arde.

(1919)

8.

La busca

Ya me estoy cansando de buscar en vano;
no encuentran mis ojos, mis pies ni mis manos
La Casa en que debo cantar mi canción…

(1920-1921)

9.

Sensación autobiográfica

Hace dieciséis años que nací en un polvoso
pueblo blanco y lejano que no conozco aún,
y como esto es un poco vulgar y candoroso,
hermano errante, vamos hacia mi juventud.

Eres muy pocas cosas en la vida. La vida
no me ha entregado todo lo que yo le entregué,
y ecuacional y altivo me río de la herida…
¡el dolor es a mi alma como dos es a tres!

Nada más. ¡Ah me acuerdo que teniendo diez años
dibujé mi camino contra todos los daños
que en el largo sendero me pudieran vencer:

haber amado a una mujer y haber escrito
un libro. No he vencido, porque está manuscrito
el libro y no amé a una sino que a cinco o seis…

(1920)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


The reCAPTCHA verification period has expired. Please reload the page.